ya no quedan acomodadores

cinexin

Lágrimas peliculeras

resbalan por tus mejillas

cuando menos te lo esperas,

brotan desde el objetivo

llegan hasta tus caderas

y empapan todas las sillas

donde perdiste monedas

 

Viejas entradas de cine

perdidas en tu cartera

evidencia de otro crimen

cometido en la frontera

por un borracho marine

y una cantante extranjera

 

Miles de litros de queso

con toneladas de harina

nunca lograrán el seso

de una comedia argentina

Por mucho que dure el beso

no es un film lo que termina

un guión comprado al peso

y risas como sardinas

 

Butacas incomodas roídas

sobre moqueta pegajosa

han visto pasar mil vidas

pulcras, neutras y viciosas

así que ya no les pidas

seguir luciendo preciosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s