Duelo de titanes con lumbago

Hay días que no se te olvidan en la vida, y hay años que prefieres no recordar, noches cortas como canciones, y segundos largos como películas, semanas de estudio perdidas, y meses de Abril robados…

Lo mires como lo mires, montar y desmontar el belén, es solo una muestra más de que Saturno nos sigue devorando (digamos Kronos para los que prefieren el Griego), nunca sé si me jode más que se acabe un año horrible por la sensación de haberlo perdido, o que se vaya uno genial porque sé que no volverá (pasa igual con las relaciones).

Y entre divagaciones intento eludir el contundente marcar del segundero, que no frena jamás, soñando que un día se para y me deja respirar.

Volviendo a la realidad, el 2011 pese a lo feo que parece, tiene previsto sonar muy bien, no en vano acumula nuestras extenuadas esperanzas del 2010, por lo pronto y pagando lo adeudado, ya están aquí los nuevos singles de La casa Azul Todas tus amigas, y Christina Rosenvinge, con video y todo, ahora comentamos.

La madrileña nos trae un video raro raro raro, pero que mola bastante, muy en la línea de A liar to love, pero esta vez va más allá, totalmente inmerso en el surrealismo, es muy indie y muy francés, explota el concepto de inmersión hasta un extremo absurdo que hace dudar si es una doble (esta mujer no se puede constipar metiendo la cabeza en un charco), y todo para presentarnos una canción nada extraordinaria, que tiene mucho que envidiar a lo que ya conocemos de su próximo disco de horrible nombre: La joven dolores.

Yo sigo con la duda, ¿meterá o no Un hombre formal dentro del disco? yo espero que si, no debería perderse un temazo como este, aunque igual requiere un pequeño retoque por lo que tu y yo sabemos.

El barcelonés (por seguir con las referencias locales) por su parte, nos trae una esplendida melodía, de esas que te hacen bailar sin parar, (tan buena que en el 8 y medio la ponen 2 veces por noche), lo cual no deja de ser lo más habitual en el genio; la canción está muy bien, pero el video deja mucho que desear. Resulta llamativa la sustitución de los cinco chicos habituales, por cinco aspirantes a supermodelo multirraciales (por mensaje que no sea). Parece ser un eslabón más en la evolución desde la simple euforia pop de “El sol no brillará ya nunca más” que pasa por la necesidad de virtualización de “La revolución sexual” y alcanza una posible consecución en la drogadicción, tan imprescindible para todos los que tienen que aguantar toda la noche bailando ritmos artificiales apoyados en sonidos vacios, e innecesaria para los que disfrutamos del pop de calidad.

Reflexiones aparte, el video se pierde en un leve atisbo de estética retro futurista, que no llega a nada; y los pantalones de Guille son simplemente horribles.

No obstante, ambos discos son enormemente ansiados por mi parte, tanto ó más  que desmontar el belén otra vez y dejar de ver lucecitas y espumillón por todas partes. Nada más que decir:

 

feliz consumo 

y próspero endeudamiento

Anuncios

  1. Joder crosi empiezas un post asi se me parte el alma, creas empatia… y otra vez me has colado un post sobre musica…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s