TWODAY FESTIVAL VALLADOLID

El festival, como viene siendo habitual, tenia mucha paja, y nos la pusieron toda juntita al principio, comenzó a las 6:00 pm, o eso ponia en el horario, yo no pude entrar, debido a la desmedida reaccion de un segurata cuando vio el cayak en el que llevaba un teleobjetivo de 200 mm, tuve que volver a casa a dejar la cámara, y cuando entré ya estaba tocando Zahara, que decir, no sabria expresar lo que sentí ante tamaña mainstrimerada.
Tras media horita de cambio de escenario, salió La Bien Querida, vestida de Amaral, y nos tocó todas sus ¿canciones? o algo, comentario gilipollesco de David de Beef incluido y abucheado por el público; suerte que no servian botellines chaval. Media hora mas tarde, salieron al escenario unos estrafalarios Billy and the Vision, que cantaron la canción del anuncio de cerveza y poco más, pero supieron animar al publico, destacable, el cantante un tio de 40 con minifalda, vans y camiseta de tirante fino con encaje, y una embarazada con un mono de licra saltando y tocando el bajo. Otra media hora después, tocaron Lagartija Nick, conjunto que personifica el vocablo “obsoleto” a la perfección.
Half an hour later… Salió al esenario CHRISTINA ROSENVINGE, con Charlie Bautista, Alberto Rodrigo, el batería, y un mueble lleno de guitarras
Curioso el atuendo, una especie de pareo con unos leggins intencionadamente rotos, tocó bastante bien, pero el puberal y etílico público de las primeras filas no respondió, he de añadir que debido a las 2 horas y media de esperas que se acumulaban en el momento, la gente no soportó el cambio de instrumento y algunos insensatos comenzaron a silvar mientras se producía, por lo que tocó eclipse con gesto malhumorado y se largó. Tras Rosenvinge, y media hora de rigor, entró en escena Russian Red, que demostró su estupenda educación y pareció gustarle más a los inberbes de las primeras filas.

El climax de la tarde llego con Sidonie, magestuosos y de punta en blanco hicieron su entrada en escena, la más aclamada sin duda, empezaron fuerte y lo mantuvieron muy arriba hasta el final

En fin, los catalanes dieron un directo como dios manda, que a mi personalmente me costará mucho olvidar.
Tras otra, ya cargante espera, entró Ferreiro aclamado por el público desde el primer acorde.

El gallego conmovió al público, desgranando los temas de su discografía reciente en solitario; en especial con Turnedo que fue coreada de principio a fin; destacable la colaboracion con Jesus Serna de Sidonie.
Luego tocó un tipo raro con una guitarra llena de parches de cinta americana, y después Camera Obscura, que son mucho mas gordos y viejos de lo que me habia imaginado, pero cantan y tocan bien.
Tras esto, una servidora se fué a casa, pues eran ya las 4:00 de la mañana, y no estaba dispuesta a esperar otra media hora para ver a Second.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s